Blog de viajes con un toque de comedia ;)

Sirena de Varsovia

Centro Histórico de Varsovia I. Stare Miasto

Lo bueno de Varsovia, desde mi humilde opinión, es que a diferencia de sus vecinas ciudades polacas, ofrece dos puntos de vista: por un lado, amplias avenidas y enormes rascacielos propios de una capital europea. Por otro, la esencia de un casco antiguo que te enamorará, aunque no sea todo lo real que parece. Y digo esto porque durante la Segunda Guerra Mundial y tras el Levantamiento de Varsovia en 1944, el asqueroso señor con bigote mal afeitado llamado Hitler, ordenó bombardear la capital de Polonia con la consecuente destrucción del 80% de sus edificios. Tras un arduo proceso de reconstrucción al finalizar la guerra, basándose en imágenes y grabados de la época, el casco antiguo fue totalmente reconstruido y se hizo tan bien, que en 1980 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y ya os digo yo, que si no conocéis la chapa que os acabo de dar, jamás pensaríais que esas calles tienen poco más de 30 años.

El centro histórico de Varsovia se puede dividir en dos partes: la ciudad antigua (o Stare Miasto) y la Ciudad Nueva (Nowe Miasto). Para no hacer esta la entrada más larga del mundo y que te me duermas en su lectura, me centraré solo en la primera parte dejando la segunda para una próxima entrega 🙂

STARE MIASTO DE VARSOVIA

Es la parte más antigua de la ciudad y, al mismo tiempo, el salón cultural de la capital. Varsovia fue fundada en el siglo XIII; inicialmente rodeada de una muralla de tierra, en 1339 fue fortificada con muros de ladrillo (ya estaban los constructores frotándose las manos).

En su origen,  la ciudad creció alrededor del palacio de los duques de Mazovia, actual Palacio Real de Varsovia. Y por aquí empezaré nuestro recorrido por el Stare Miasto o ciudad vieja. En el mapa anterior podrás ver donde se encuentra ubicado cada punto de interés según el número que le acompaña.

¡Como en casa!

¡Como en casa!

1. El Palacio Real de Varsovia situado en Plac Zamkowy. Como amigo de lo gratis que soy os recomiendo visitarlo en domingo. Hay mucha más gente, eso si es verdad, pero puedes aprovechar y ligar en el museo. Una historia que luego nadie creerá. El precio un día normal podéis consultarlo aquí (pues depende de lo que queráis ver) y los horarios se pueden consultar aquí (es que son un poco liosos, si no lo pondría en la entrada).

Palacio Real de Varsovia

2. Frente a este  majestuoso edificio, uno de los más representativos  de la ciudad, encontramos la columna “Zygmunta III Vasa”. Fue construida en 1644 por iniciativa del rey Wladyslaw IV en honor a su padre Sigismund III Vasa, quien trasladó la capital de Polonia desde Cracovia a Varsovia, pero eso ya lo sabes porque te lo conté en la entrada anterior sobre Varsovia, ¿estarías atento no?.

Columna de Segismundo III en Varsovia

3. En la calle Swietojanska (una de las 3 calles que parten desde Plac Zamkowy para adentrarnos en el centro de la ciudad) está situada la Catedral Basílica de San Juan Bautista Mártir. Ésta presume de ser la iglesia más antigua de Varsovia; en su origen era una iglesia de estilo gótico mazoviano cuya construcción finalizó en el siglo XV. En esta catedral tenían lugar las bodas y las coronaciones de los monarcas, así como los funerales. En el sótano descansa alrededor de una decena de polacos ilustres. Su horario de visita es de lunes a sábados, de 10 a 18h. y domingos de 14 a 18h.

4. Justo al lado de la catedral se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Gracia (Iglesia Jesuíta), construida en el siglo XVII, en cuyo altar se encuentra la imagen de Nuestra Señora de Gracia, Patrona de Varsovia.

Al frente de la Iglesia se alza la figura de un oso de piedra. La leyenda dice que hay un tímido príncipe encerrado en la roca, que solo podrá ser liberado si una joven se enamora perdidamente de él. Dentro de mí hay otro príncipe de esos…¡ya sabéis chicas!

5. La iglesia de San Martín está situada en calle Piwna y data del siglo XIV. Uno de los aspectos más curiosos de la misma es que durante los años 70 y 80 del siglo XX se reunían en ella miembros de la oposición. Algo similar a Podemos, pero más rollo “Oremos”.

6. Kanonia es una pequeña plaza triangular justo detrás de la Catedral de San Juan Bautista, rodeada de casa con bonitas fachadas, en las que habitaron los monjes que desempeñaban sus cargos en dicha catedral. Antiguamente, sobre estos terrenos, se situaba el antiguo cementerio parroquial. En el centro de la plaza hay una gran campana de bronce del siglo XVII, la cual debía ser colgada en lo alto de la torre de la catedral. Pero desafortunadamente se quebró antes de hacerlo y alguien la dejó en la plaza, donde ha permanecido cientos de años (-Yo no la voy a mover. Que la mueva el becario que para eso está -). Dicen que dar tres vueltas a su alrededor trae suerte, pero cuidado con la época del año, porque en invierno dar tres vueltas puede traer una visita al hospital por ruptura de cadera. También en esta plaza encontramos la placa de piedra más antigua con el nombre de una calle de toda la capital polaca, señalando la calle Kanonia.

Plaza Kanonia en Varsovia

Como curiosidad, ya para volvernos locos, en esta plaza también se encuentra la casa con la fachada más estrecha del casco antiguo de Varsovia. Antiguamente los dueños de las casas tenían que pagar un impuesto en función de la anchura de su fachada, por lo que el dueño de ésta construyó su vivienda con una fachada poco más ancha que la puerta de entrada y posteriormente comenzaba a ensancharse conforme accedías al interior de la misma. Una picaresca que le sirvió para ahorrarse unos zlotys.

7. Gnojna Góra (“El cúmulo de los desperdicios”). Aunque en la Edad Media fue el vertedero de basura de la ciudad (de lo que toma su nombre), hoy en día es una de las vistas más populares de Varsovia donde se pueden observar maravillosas panorámicas del Río Vístula.

8. El Museo Farmacéutico incluye equipamiento original de laboratorios farmacéuticos desde los años 30 del siglo XX.

9. Placa de la UNESCO. Situada en la calle Zapiecek y conmemora el nombramiento como Patrimonio Cultural de la Humanidad del casco antiguo de Varsovia en 1980.

10. La Plaza del Mercado (Rynek Starego Miasta) fue fundada a finales del siglo XIII y principios del XIV. Es uno de los rincones más pintorescos de la ciudad. Está rodeada de casas que mezclan de forma armoniosa elementos renacentistas, barrocos y góticos. Está repleta de cafés, restaurantes y puestos de arte al aire libre, como si de galerías ambulantes se tratara. Además, podemos encontrar numerosas tiendas de souvenirs y en diversas épocas del año suelen poner mercadillos con productos y artesanía tradicional polaca.

Plaza del mercado de Varsovia

En su momento fue la plaza principal de Varsovia; se organizaban en ellas celebraciones, ferias y también tenían lugar las ejecuciones de los condenados (si estas viendo Juego de Tronos sabes bien de lo que te hablo).

Además en ella se encuentra el paraíso culinario de los estudiantes Erasmus en Varsovia (y de cualquiera al que le guste la cantidad y lo barato), el restaurante Bazyliszek. Cada día de la semana tienen una oferta especial, siendo sin lugar a dudas la oferta estrella la compuesta por jarra de un litro de cerveza, filete schnitzel (filete empanado como un plato de grande), ensalada de col y patatas fritas, por ¡¡¡ 5 euros !!! Si tu hijo no quiere volver a casa por Navidad como el del turrón, es normal.

11.  En el centro de la plaza se encuentra la estatua de una sirena, que es desde hace siglos el emblema de la ciudad de Varsovia. Desde principios del siglo XX está representada en el escudo de la ciudad. El monumento (el más famoso de la ciudad) está rodeado por una fuente junto a la cual uno puede refrescarse en los días de calor.

Sirena de Varsovia

Como sé que sois unos curiosones y queréis conocer la leyenda de la sirena de Varsovia, os dejo el link de la web de turismo de Varsovia (¡tranquilos está en castellano!) donde podreis conocer esta y otras leyendas a la perfección y despues vacilar de vuestro amplio bagaje cultural entre vuestros colegas en el botellón.

12. Museo de Historia de Varsovia, en el que se ofrece una introducción útil de la historia de la ciudad a través de fotografías y documentos. También se proyecta varias veces al día un documental sobre la reconstrucción de la ciudad de Varsovia. Este museo ocupa todo el lado norte de la plaza.

El precio es de 6zl o 3zl si eres estudiante (los domingos la entrada es gratis) y su horario es  martes y jueves de 11h-18h; miércoles y viernes de 10h-15.30h; sábados y domingos de 10.30h-16.30.

13. Museo de Literatura Adam Mickiewicz (situado también el la Plaza del Mercado). En él se encuentra una exposición permanente sobre este poeta, uno de los más famosos del romanticismo polaco.  El precio está (al menos en 2012) entre 5-6zl.

14. Museo de Maria Curie. En contra de lo que muchos pensaríais, esta gran científica no es de origen francés si no polaco. Su nombre completo fue Marie Skłodowska-Curie y en el museo que su ciudad le dedicó podemos encontrar prendas y enseres personales, una maqueta de su laboratorio, fotografías familiares, etc. De hecho, este es el único museo biográfico dedicado a la científica que existe en el mundo. El horario de visita podeis encontrarlo en la página web del museo, así como el precio de la entrada.

15. Los Escalones de Piedra (Kamienne Schodki). Es una calle estrecha, que consta de 78 escalones muy pintorescos del siglo XV partiendo desde la Plaza del Mercado, y a mi que me encanta fotografiar callejones, pues me pareció un sitio digno de retratar:

Escalones de piedra de Varsovia

16. La Barbacana y los muros de defensa. Restos de la espléndida muralla originaria levantada en el siglo XVI por Jan Baptist el Veneciano, que con 1200 metros de longitud defendía la ciudad de ataques enemigos.

Barbacana de Varsovia

17. El Monumento a Jan Kilinski data del año 1936 y representa a Kilinski, un zapatero de profesión que terminó de coronel del ejército tras la insurrección de 1944. Fue uno de los símbolos de la resistencia polaca durante la II Guerra Mundial. A sus espaldas se encuentra un reloj muy curioso que a las 12:00 hace girar su mecanismo y aparecen símbolos del zodiaco.

18. El Monumento al Pequeño Insurrecto conmemora a los soldados más jóvenes que lucharon valientemente en el Levantamiento de Varsovia (1944). El pasado debería enseñarnos los errores que no podemos volver a cometer. Ningún niño debería utilizar un arma.

Pequeño insurrecto de Varsovia

Espero que con todo esto tengas una amplia información sobre qué ver en Varsovia y que te ayude a disfrutar aún más de tu estancia. Las calles del Stare Miasto invitan a patearlas varias veces para descubrir no solo sus monumentos, si no también el movimiento cultural que alberga.

Recuerda que aún queda el Nowe Miasto, disponible en los próximos días, por lo que mientras esperas…¿porque no compartes esta entrada? Hazlo por la sirena de Varsovia y por esa canción que empieza a sonar en tu cabeza…bajo el mar, bajo el mar…

Si te gustó, compartelo 🙂Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone


Soy un apasionado de los viajes y la comedia. Licenciado en Economía y Administración de Empresas, Máster en Marketing y Comportamiento del Consumidor y Máster en Dirección en Marketing y Gestión Comercial por ESIC Business & Marketing School, compagino mis trabajos en marketing, con shows de monólogos e improvisación.


2 thoughts on “Centro Histórico de Varsovia I. Stare Miasto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *