Blog de viajes con un toque de comedia ;)

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
mercado nocturno de chiang mai

12 Días en Tailandia | Día 8: De Ko Tao a Chiang Mai

Amanecía el octavo día de nuestro viaje de 12 días por Tailandia con escasa luz en el horizonte. Y no es que las nubes se hubiesen instalado en Ko Tao para despedirnos a modo de llanto celestial (la ostía que épica me está quedando la intro de esta entrada), sino que si había poca luz era por el madrugón que nos pegamos para iniciar nuestro camino hacia el norte de Tailandia y concretamente a la ciudad de Chiang Mai.

A las 5:00 de la mañana nuestros móviles rompieron el silencio existente en la bahía de Chalok Baan Kao y con las legañas aún en los ojos, tratamos de hacer nuestras mochilas y salir del hostel de la escuela de buceo IHASIA en busca de un taxi que nos llevase a la otra punta de la isla para coger el ferry que nos llevaría de vuelta a la península.

El día de antes nos habían informado sobre la ubicación de una parada de taxi donde en principio no íbamos a tener problema para encontrar alguno que nos pudiera llevar hasta el puerto. Pero ese sutil “en principio” no estaba de nuestro lado y cuando llegamos a dicha ubicación lo único que había era la señal de parada de taxis y un perro de esos que se montan en las motos de Ko Tao para ser llevado a algún lugar de la isla.

vuelo de surat tani a chiang mai

Como tras 10 minutos de espera por allí no aparecía nadie, no se escuchaba un ruido, el perro también se había marchado al ver que no teníamos moto y nos empezó a entrar el sustico de perder el ferry, empezamos a andar, sin saber muy bien si el camino tomado nos llevaría al puerto. Nuestra idea era movernos e intentar encontrar a alguien que nos hiciera el favor de llevarnos o al menos de llamar a un taxi conocido.

Y así nuestros pasos nos llevaron a un bar, con pintilla de club de alterne, que se encontraba abierto y no por ser madrugador, si no por ser trasnochador, pues los dos individuos que quedaban dentro tenían claros síntomas de haberse mantenido en una conversación interminable a lo largo de toda la noche, acompañada de distintos líquidos que favorecen la plática entre un camarero y su cliente.

Como pudimos les explicamos nuestra situación para ver si podían ayudarnos de alguna manera. Menos mal que ninguno se vino arriba y grito aquello de. – ¡Ya os llevo yo, que yo controlo! -. Fueron mucho más prácticos y llamaron a un taxi conocido que nos recogería en 5 minutos en la puerta del local.
Agradecidos a nuestros nuevos amigos, que seguramente al día siguiente no recordarían nuestra visita y el buen acto que habían realizado aquella mañana, nos despedimos y esperamos la llegada del transporte.

A los 5 minutos una camioneta con un tailandés al volante con más cara de sueño que nosotros, frenó justo delante de nuestras narices. Evidentemente despertar a una persona para que trabaje fuera de su hora de servicio tiene un precio y aquel trayecto no nos iba a salir especialmente barato. No tuvimos otra que pagar los 500 bahts que nos pidió por acercarnos hasta el puerto, pero era eso o perder el ferry.

A las 6:30 nos despedíamos del paraíso. Decíamos adiós a Ko Tao haciendo cálculos matemáticos y proyecciones a medio – largo plazo, para ver en que momento de nuestra vida íbamos a regresar a esta isla con la intención de recuperar el trozo de nuestra mente que se quedaba allí para siempre.

El trayecto en ferry desde Ko Tao a la península incluía posteriormente el transporte en autobús desde el puerto de Domsak hasta el aeropuerto de Surat Thani. Reservamos el servicio con la compañía Seatran Discovery y el precio de ferry + autobús fue de 950 bahts. El autobús era para verlo. No se si dolía más a los ojos el rosa de la decoración o los tapetes de croché que cubrían los reposacabezas.

autobus aeropuerto surat thani

Seis horas mas tarde estábamos en el aeropuerto de Surat Thani haciendo el check-in para volar en esta ocasión con la compañía Air Asia desde Surat Thani hasta Chiang Mai. El precio del vuelo fue de 1.966 bahts incluyendo la facturación de 20 kgs de equipaje.

Tras algo menos de dos horas de vuelo nos encontrábamos en el Aeropuerto Internacional de Chiang Mai. Dentro del edificio existe un servicio de taxi con precios de 250 bahts para taxis más grandes (como fue nuestro caso para transportarnos a los cinco) o 150 bahts para taxis pequeños. Los precios son cerrados y no cabe negociación ya que pagas en el mostrador, te proporcionan un ticket con el número del taxi que te corresponde y una vez en el exterior no tienes más que buscarlo e indicarle a donde te diriges.

A diferencia con nuestra llegada a otras ciudades de Tailandia, en esta ocasión no teníamos ningún alojamiento reservado previamente, por lo que seleccionamos una calle céntrica en el mapa y le indicamos al taxista para que nos llevase hasta allí.

Empezaba a caer la noche y los dueños de los puestos que horas más tarde compondrían el Mercado Nocturno de Chiang Mai comenzaban a montar sus tiendas ambulantes. En torno a ellos empezamos a andar con nuestros ojos bien abiertos para captar algún hostel en el que hospedarnos las tres noches que íbamos a pasar en Chiang Mai.

mercado nocturno de chiang mai

puesto de fruta chiang mai

Tras una media hora de paseo, los agobios nos entraron cuando no encontrábamos donde dormir, lo que encontrábamos se pasaba de nuestro presupuesto o ya estaban completos. Y así el destino quiso que llegásemos hasta la calle Loikroh Road donde el número de alojamientos era mayor, respirando más tranquilos al pensar que al menos no pasaríamos la noche a la intemperie. Tras preguntar en varios de ellos, encontramos el Hotel Traveller Inn. Lo de la denominación de hotel nos hizo sospechar que el precio no se adaptaría a nuestro presupuesto, pero igualmente entramos a preguntar y a que nos sacaran de nuestra equivocación. Se nos apareció la virgen en forma de alojamiento. Una habitación triple por 590 bahts (a 196,67 bahts por persona, unos 5 euros la noche) con sabanas, toallas y cuarto de baño en la misma habitación. Un chollazo. El descubrimiento del viaje.

Si quieres consultar otros alojamientos a través de Booking, haz click en este enlace para reservar. A ti te costará lo mismo y a mi me ayudas a mantener este blog.

Así que ya tranquilos y contentos con el que sería nuestro alojamiento en Chiang Mai durante las tres noches que dormiríamos en esta ciudad, nos lanzamos a la calle para ser poseídos por un arrebato consumista en su Mercado Nocturno.

mercado nocturno chiang mai

Previamente cenamos por 130 bahts en un puestecillo callejero con mesas, que encontramos relativamente cerca del hostel.

Con el estómago lleno, estábamos preparados para lanzarnos a los puestos del Mercado Nocturno de Chiang Mai y desarrollar aún más el arte del regateo. Si ya de por si este arte es algo común en Tailandia, en esta ciudad nos llamó especialmente la atención. Si no estás dispuesto a regatearles no les interesas. Es un juego en el que siempre acabarán ganando los comerciantes por mucho que pienses que les has sacado un buen precio. No lo digo yo. Lo dice la sonrisa de su cara cuando sueltas los billetes. Pero mola, ellos ganan su dinero y tu te vas con el ego subido diciendo: – Soy un crack de la negociación. Verás cuando se lo diga a mi jefe como me asciende -.

Realizadas algunas compras con detalles para la familia y algún capricho personal, nos sentamos en una terraza donde había música en directo y al sabor de unas cervezas y unas pizzas, porque somos unos ansias que no podemos parar de comer, disfrutamos de aquel concierto de tres chicos tailandeses (batería, bajo y guitarra-cantante) que estuvieron algo más de una hora versionando temazos conocidos y aguantando a una mesa de borrachos porculeros de esos que te permiten demostrar aún más la calidad interpretativa que llevas dentro.

concierto en chiang mai

musica en directo chiagn mai

Y con el ritmo musical en el cuerpo, nos fuimos a dormir para descubrir al día siguiente la Chiang Mai diurna.

Costo del octavo día en Tailandia:

  • Taxi mañanero en Ko Tao….. 500/3 = 167 bahts
  • Ferry + bus Ko Tao – Aeropuerto de Surat Tani ….. 950 bahts
  • Vuelo Surat Tani – Chiang Mai….. 1.966 bahts
  • Taxi en Chiang Mai….. 250/3 = 83 bahts
  • Hotel (3 noches)….. 590 bahts
  • Cena….. 130 bahts
  • Cervezas….. 79 bahts
  • Gasto adicional en comida….. 150 bahts

TOTAL octavo día en Tailandia…… 4.115 bahts (105€)

Si te gustó, compartelo 🙂Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone


Soy un apasionado de los viajes y la comedia. Licenciado en Economía y Administración de Empresas, Máster en Marketing y Comportamiento del Consumidor y Máster en Dirección en Marketing y Gestión Comercial por ESIC Business & Marketing School, compagino mis trabajos en marketing, con shows de monólogos e improvisación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡¿Quieres recibir los ÚLTIMOS ARTÍCULOS directamente en tu mail?!

Suscríbete gratis a Viajes con Humor, con tu nombre y correo electrónico, y ¡mantente al tanto de todas las novedades! ;)

¡Te has suscrito con éxito!