castillo real de wawel cracovia

Qué ver en Cracovia, como llegar y donde comer en esta ciudad polaca

Múltiples fueron las ocasiones en las que visité esta ciudad del sur de Polonia durante mi experiencia Erasmus en Varsovia, por lo que me acabé haciendo un especialista sobre qué ver en Cracovia.

Al tratarse de una ciudad destino de vuelos desde distintas ciudades de España, cada vez que alguien venía de visita a Polonia, o había que ir hasta Cracovia para recogerlo o para que tomase su vuelo de vuelta. 

En esta entrada encontrarás información sobre qué hacer en Cracovia, cómo llegar hasta la ciudad, donde comer y algún comentario sin profundizar (eso ya lo dejo para otra entrada) sobre el eterno debate de todo turista que viaja a Polonia: ¿Varsovia o Cracovia?.

vehiculo en el barrio judio de cracovia

¿Cómo llegar a Cracovia?

Para llegar a Cracovia desde España lo más cómodo es coger un vuelo y seguramente lo más barato será volar con Ryanair, compañía que viaja a esta ciudad polaca desde Alicante, Girona, Madrid, Málaga y Palma, así que tienes donde elegir.

El aeropuerto de Cracovia lleva el nombre del papa polaco Juan Pablo II y se encuentra a unos 15 minutos en tren de la estación central de tren Kraków Główny. 




Para llegar al centro de Cracovia, aparte de tomar una de las líneas de autobuses urbanos que te pueden llevar de forma mucho más lenta, a unos 200 metros del aeropuerto existe una parada de tren a la que se puede llegar andando o a través de un Shuttle Bus de color azul que te estará esperando en la puerta de la terminal y te llevará al andén 5 minutos antes de la llegada del tren.

*Actualización 2016: durante mi viaje a Polonia en mayo de 2016, me encontré con el aeropuerto de Cracovia en obras. Una última fase de una serie de infraestructuras construidas en los últimos años, entre las que se encuentran la construcción de una pasarela cubierta que te lleva directamente caminando durante unos 5-10 minutos, hasta la parada del tren sin tener que salir al exterior.

Los horarios de este tren los puedes encontrar en la página web del Aeropuerto de Cracovia.

Si ya te encuentras en otra ciudad de Polonia, la opción más sencilla, “cómoda” (algún día explicaré lo de las comillas) y barata para llegar hasta Cracovia es el tren, sobre todo si eres un Erasmus huroneando por Polonia. Puedes consultar horarios, conexiones, tarifas y tipos de trenes en la página web de trenes de Polonia.

¿Con ganas de viajar a este destino? Mira cómo están los precios y ¡vuela!


¿Qué ver en Cracovia?

Cracovia es probablemente la ciudad mas turística de Polonia (y que me perdone Varsovia). Su atractivo como ciudad, junto a la cercanía de Zakopane (ciudad localizada a 1 hora y tres cuartos que hará las delicias de los amantes del esquí en invierno y de los amantes de la diversidad floral en primavera/verano) y a puntos históricos como Auschwitz, hacen de esta ciudad un destino a tener en cuenta en la agenda de todo buen viajero.

Plaza del Mercado de Cracovia

Podemos comenzar la visita por la Plaza del Mercado de Cracovia, la mayor plaza medieval de Europa. 

En su parte central se encuentra el edificio de Sukiennice (antigua lonja de paños), donde hoy se ubican numerosas tiendas de souvenirs para poder comprar algún recuerdo o joyas de ámbar del mar Báltico y contemplar los escudos de las diferentes ciudades de Polonia, los cuales se encuentran pintados en las paredes de este edificio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cerca de aquí, en una de las esquinas de la plaza, está la Iglesia de Santa María. El interior de este templo barroco es realmente admirable y diferente a otras iglesias visitadas. 

Cada hora, desde una de las torres de este edificio, podemos escuchar un toque de trompeta que se realiza en honor de un trompetista muerto por una flecha enemiga, que avisaba desde la torre de la invasión de la ciudad. Eso era un verdadero amante de la música. Como la orquesta del Titanic. De esa gente ya no queda.

Lo mas curioso es que la melodía finaliza en la misma nota en la que se considera que el trompetista fue alcanzado por la flecha. No quiero ni imaginarme el debate para ponerse de acuerdo en esa nota. Eso pasa en España y hubiesen optado por poner una campana automática en lugar de tocar la trompeta.

iglesia de santa maria cracovia polonia

En la esquina contraria de la Plaza, encontramos la Torre del Ayuntamiento, en cuyos sótanos hay antiguas salas de tortura, reconvertidas hoy en sala de teatro y cafetería.

torre del ayuntamiento cracovia polonia

La Vía Real de Cracovia

Por la Plaza del Mercado atraviesa la Vía Real, un camino que conecta la Plaza de Matejko con el Castillo Real de Wawel. Entre los distintos elementos turísticos que podemos encontrar en este camino se encuentra la Barbacana (edificación defensiva medieval), la Puerta de San Froilán (formaba parte de la antigua muralla que protegía la ciudad) y la Iglesia de San Pedro y San Pablo en la calle Grodzka.

que ver en cracovia

Castillo Real de Wawel

Si recorremos la Vía Real, llegamos a la colina donde se encuentra el Castillo Real de Wawel, una impresionante construcción donde eran coronados los antiguos reyes polacos. Accediendo al recinto, no solo hallamos dicho castillo, sino también la Catedral de Cracovia.

castillo real de wawel cracovia

La Colina Wawel encierra una de las imágenes mas bellas y espectaculares de la ciudad, gracias a los edificios ubicados en ella y las vistas de su mirador hacia el Vístula. 

Precisamente a los pies de este mirador, entre el río y la colina, hay uno de los elementos mas llamativos de Cracovia: el Dragón.

Cuenta la leyenda que a los pies de Wawel, había una cueva donde habitaba un voraz dragón. Muchos caballeros intentaron acabar con el bichejo sin éxito, hasta que un zapatero (o campesino, depende de quién te cuente la historia), le dio una oveja llena de azufre, y el dragón al beber agua del Vístula explotó.

dragon de cracovia polonia

En su lugar, en el punto antes mencionado, se encuentra una escultura que escupe fuego (real) cada cierto tiempo. Sin duda una atracción turística para niños y mayores. Fumadores, no intentéis encender el cigarro con esa mecha.

Si bordeamos la colina por su lado izquierdo, podemos pasear a orillas del Vístula, donde se hallan amarrados diversos barcos para navegar o comer.

El barrio de Kazimierz 

Bordeando por el lado derecho la colina de Wawel, podemos continuar nuestra ruta hacia el barrio de Kazimierz.

Habitado principalmente por judíos hasta 1939, en él encontraremos numerosos edificios históricos y un especial ambiente en sus calles.

Lo ideal es dejarse llevar por ellas, pasear sin prisa por este lugar y descubrir lugares como la Sinagoga Remuh, el Tempel, la Sinagoga Poper y el Cementerio Judío.

De este último lugar, si es el primer cementerio judío que visitáis, quizás os llame la atención que casi todas las lápidas tienen piedras encima de ellas. En lugar de las típicas flores que se colocan en las tumbas católicas, los judíos colocan piedras, ya que la piedra es mas duradera que la flor. Las flores son temporales y las piedras casi perpetuas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para los amantes del cine, Kazimierz esconde un rincón de obligado paso. En el número 12 de la calle Jozefa (¡viva la Pepa!…lo siento, tenia que escribirlo), en un patio interior, donde hay varias cafeterías, podemos encontrar las escaleras bajo las cuales, un niño manda a esconderse a su amiga judía y su madre para no ser descubiertas por los nazis, en la película “la Lista de Schindler” de Steven Spielberg.

escalera que aparece en la lista de schindler

Cerca de aquí, un lugar a tener en cuenta, sobre todo al caer la noche, es la Plac Nowy. Una plaza que durante el día es un mercado  de abastos y que durante la noche, su edificio central contiene diferentes puestos con las Zapienkanki mas ricas de la ciudad (palabrita de los estudiantes Erasmus de Cracovia).

Y para rematar la visita, la calle Florianska ofrece un buen numero de pubs donde tomar unas cervezas antes de ir a dormir.

Qué ver en los alrededores de Cracovia

Los alrededores de esta ciudad están repletos de lugares con alto contenido histórico y turístico, por lo que si se viaja a esta ciudad del sur de Polonia, no te puedes marchar sin visitar las Minas de Sal, el lugar de nacimiento de Juan Pablo II, y por supuesto Auschwitz. Este último es indispensable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Puedes ir por tu cuenta, ya que desde la estación de autobuses de Cracovia (al lado de la estación central de trenes) parten buses cada cierto tiempo por 26 zlotys el billete de ida y vuelta. Después allí, se puede (y se debe) contratar una visita guiada.

Para consultar los horarios de los autobuses con destino Auschwitz y mas información, te recomiendo esta página: Visita Auschwitz.

¿Dónde comer en Cracovia?

No podía finalizar la entrada sin recomendarte un restaurante al que debes ir si o si en tu visita a Cracovia.

Ubicado a los pies del castillo Wawel, en la calle Gertrudy 26, se encuentra el paraíso del que busca calidad y cantidad a buen precio: el restaurante Pod Wawelem.

Un lugar en el que nada más entrar te encuentras una báscula a la que te invitan a subir al entrar y al salir del restaurante para que puedas comprobar la evolución que sufrirá tu cuerpo mientras te encuentras allí.

Por si eres un borricote que no sabe controlarse y te pasas comiendo o bebiendo, en el cuarto de baño masculino (en el femenino lo desconozco) existe un lugar especial adecuadamente señalado con una de las fotos que encontrarás en la siguiente galería, para que puedas aligerar peso.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y al final, cuando llega la cuenta, te invitan a un chupito de vodka rojo que siempre viene bien para rebajar la comida. Muy muy recomendable.

El eterno debate entre Varsovia y Cracovia

Por lo que respecta al eterno debate entre Varsovia y Cracovia…mejor mira esta entrada

Si necesitas alojamiento en Cracovia, haz click aquí para reservar a través de Booking. A ti te costará lo mismo y a mi me ayudas a mantener este blog.

¿De viaje y sin seguro? ¡Verás cuando se entere tu madre!

Contrata tu seguro de viaje con IATI haciendo click en el siguiente banner y obtén un 5% de descuento.

Seguro de viajes

Si te gustó, compartelo 🙂Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone


Soy un apasionado de los viajes y la comedia. Licenciado en Economía y Administración de Empresas, Máster en Marketing y Comportamiento del Consumidor y Máster en Dirección en Marketing y Gestión Comercial por ESIC Business & Marketing School, compagino mis trabajos en marketing, con shows de monólogos e improvisación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *