Capital Europea de la Cultura 2016 made in Poland: Wroclaw

Wroclaw o Breslavia (como también verás que la llaman por otros lares) es una ciudad situada en el suroeste de Polonia y una de las principales ciudades universitarias del país, motivo por el cual cada año, miles de estudiantes Erasmus llegan hasta allí para vivir la experiencia más interesante de su vidas. De hecho si tu hijo te llama y te dice que durante su erasmus en Wroclaw ve duendes, no te asustes, no ha caído en la drogadicción (a priori), es que la ciudad se encuentra invadida por seres diminutos que te invitan a descubrirlos y a fotografiarte con ellos.

duendes en wroclaw

Si eres futbolero y te lo sabes todo sobre las grandes competiciones internacionales, ya conocerás que Wroclaw fue una de las sedes elegidas, junto a Poznan, Gdansk y Varsovia del territorio polaco, durante la Eurocopa 2012 celebrada conjuntamente entre Polonia y Ucrania.

Y si no eres futbolero, lo mismo te interesa más saber que Wroclaw fue elegida en el año 2011, junto a Donostia – San Sebastián, Capital Europea de la Cultura 2016 (si no ¿a qué el nombre de esta entrada?).

wroclaw sede eurocopa 2012

Antes de entrar en materia y darte los detalles sobre cómo llegar y qué ver y hacer en Wroclaw, vamos a empezar por algo fundamental que todo amigo polaco me agradecerá que haga:

¿Cómo se pronuncia Wroclaw?

Ya sé que los españoles somos muy de pronunciar las cosas tal y como las leemos, pero a la hora de vivir o viajar por Polonia, atento a cómo se pronuncian ciertas cosas y en especial direcciones de calles o ciudades, si quieres llegar a tu destino (siempre está el truqui de llevar la cosas apuntadas en un papel).

Wroclaw no se pronuncia “Groclav”. La pronunciación de esta ciudad polaca es algo como “vrótsuaf”. Pero como un ejemplo vale más que mil palabras (lo sé, el dicho no es así para me vale), estúdiate este audio hasta la saciedad para poder hacerte el entendido entre tus amigos.

¿Cómo llegar a Wroclaw?

Para llegar a esta ciudad polaca tienes varias opciones dependiendo de si te encuentras dentro o fuera de Polonia.

¿Cómo llegar a Wroclaw desde otra ciudad de Polonia?

Cuando visité Wroclaw durante mi estancia como Erasmus en Varsovia, llegué a Breslavia desde la ciudad polaca de Lodz, tras cuatro horas de viaje en tren por 40PLN (unos 10 €). Pero la verdad es que puedes llegar a Wrocław en tren desde cualquier parte de Polonia.

También hay rutas en el maravilloso bus de Polskibus desde Lodz, Varsovia o Cracovia (entre otras). Otras compañías de autobuses que tienen como destino esta ciudad son Linkbus o Lajkonik.

Independientemente de la opción elegida para llegar hasta Wroclaw, desde cualquier punto de Polonia, tu punto de llegada/referencia será la Estación Central de Trenes de Wrocław (Dworzec Glówny), ya que esta estación y la de autobuses están al lado la una de otra, separadas por la vía del tren.

Con motivo de la Eurocopa 2012, como todo el país estaba prácticamente en obras, pillé a la estación de trenes sufriendo una remodelación y rodeada de paneles de obras y andamios, por ello no sale todo lo bonita que debería en la foto.

estacion de tren de Wroclaw

¿Cómo llegar a Wroclaw desde fuera de Polonia?

Quizás lo primero en lo que pienses sea el avión y si estás pensando en viajar desde España evidentemente es lo más lógico, pero si te encuentras en algún país cercano a Polonia, debes saber que desde Praga (República Checa) o Berlín (Alemania), también es posible llegar a esta ciudad a través del Polskibus.

Pero si viajas desde España, tendrás, como digo, que llegar por los aires y ahí es cuando tienes dos opciones: volar directamente (desde Alicante, Girona, Málaga y Tenerife Sur (y próximamente Madrid) con Ryanair) o viajar hasta otra ciudad polaca y una vez ahí coger un tren o bus de los que te hacía referencia en el punto anterior.

¿Qué ver y hacer en Wroclaw?

Si Wroclaw fue elegida Capital de la Cultura para 2016, aburrirte no te vas a aburrir en esta ciudad. Si te gusta la música, hay una fuerte afición por la música Jazz, algo de lo que me di cuenta nada más llegar a la ciudad, ya que en mi búsqueda por algún lugar donde cenar, acabe parando en el Colloseum Jazz Caffeun sitio realmente curioso, pues el bar se encuentra en una especie de arcada con forma de media luna que forma parte de los restos del “Partisan Hill”, una fortificación del siglo XVI, aunque reconstruida en el siglo XIX. El conjunto de la construcción se encuentra en un parque cerca de un pequeño río, y la zona da la impresión de estar prácticamente abandonada (por lo menos de noche). Por eso sorprende entrar en este bar y sentarse en un túnel totalmente remodelado en las entrañas de este interesante edificio. Además, en el exterior, entre las columnatas, pude disfrutar de un concierto en directo, una buena cerveza polaca y  las viandas que el camarero/cocinero iba preparando en una plancha al aire libre.

Para visitar el centro de la ciudad no es necesario utilizar el transporte público, ya que mientras te desplazas de un lugar a otro puedes disfrutar de un agradable paseo por las calles que componen Wroclaw, pero si finalmente decides cogerlo por cualquier motivo, te será interesante saber que dispones de autobuses y tranvías y que un billete normal cuesta aproximadamente 3 PLN, pudiendo adquirirlo en quioscos o al propio conductor del transporte.

Lo más conocido de Wroclaw y quizás el primer punto de partida para iniciar un paseo por esta ciudad es la Plaza del Mercado (Rynek), rodeada de casas con fachadas coloridas, que muestran estilos arquitectónicos desde el Renacimiento hasta el siglo XX. Existen aún algunos sótanos góticos originales bajo las edificaciones. La plaza en sí data del siglo XIII pero, al igual que ocurrió en otras ciudades polacas, tras la II Guerra Mundial, la mayor parte de las edificaciones tuvieron que ser reconstruidas.

stare rynek wroclaw

Sin embargo, justo en el centro de la plaza, encontramos el Antiguo Ayuntamiento de Wroclaw, que milagrosamente sí sobrevivió a los destrozos de la guerra. Al edificio original del siglo XIII se le fueron añadiendo elementos como el reloj astronómico de su fachada (siglo XVI) o las torres de estilo renacentista. Actualmente este edificio alberga el Museo de la Historia.

Sé que acabas de iniciar tu tour por Wroclaw y que puede que sea demasiado temprano, pero debes saber que en el sótano del antiguo ayuntamiento hay dos cervecerías muy recomendadas: Swidnica, la cervecería más antigua de la ciudad y Spiz.

antiguo ayuntamiento de wroclaw

En el lado suroeste de la plaza del mercado, encontramos la Plaza Solnic, también conocida como el “Mercado de las Flores”, con puestos de venta de flores las 24 horas, por si un día vuelves tan borracho a casa que la mejor manera de que no te caiga una bronca es regalando unas flores. Debería de importarse este concepto en España, para que más de un “Manolo” se librara de la bronca de su “Mari”. O acabase desayunando flores, eso ya depende de la “Mari”.

Si desde este punto nos dirigimos en línea recta hacia el norte, nos encontramos con la Iglesia de Santa Isabel (Sw. Elzbiety), una de las edificaciones más altas de la ciudad con 91 metros (la que más con 212 metros, la Sky Tower de Wroclaw, el segundo edificio más alto de Polonia solo superado por el Palacio de la Cultura y de la Ciencia de Varsovia). Se puede subir a una terraza a 60 metros de altura, mediante más de 300 escalones por un estrecho pasillo en el que casi falta el oxígeno. Para los claustrofóbicos también está la opción de subir en ascensor, pero corres el riesgo de que te llamen “nenaza” al llegar.

Al este de la plaza del mercado, se encuentra la Iglesia de Santa María Magdalena (Sw. MariiMagdaleny) que guarda una de las reliquias más valiosas de la ciudad: una puerta románica del siglo XII que fue trasladada aquí desde la Abadía Benedictina de Wrocław. Otro elemento curioso es el “Puente de los Penitentes” que une las dos torres de la Iglesia, de 72 metros cada una, fielmente reconstruidas tras la Segunda Guerra Mundial.

puente de los penitentes wroclaw

Desde aquí, por la calle Szewska se marcha en dirección al río, y al llegar a la orilla y girando a la derecha se encuentra el Ossolineum, un impresionante complejo de edificios barrocos, reconstruido en el siglo XVII. Originalmente fue un hospital, después un convento, y más tarde un colegio, para finalmente albergar hoy en día la Biblioteca Ossolineum, un importante centro de investigación y Archivo Nacional.

Cruzando el río Óder se llega a Ostrów Tumski, la zona donde se sitúan los orígenes de la ciudad de Wrocław, en el siglo IX.

Ostrów Tumski Wroclaw_

En tu camino te encontrarás con la Iglesia de “Santa María en la Arena” (MariiPannynaPiasku) y girando a la derecha, llegarás al Puente Tumski, una gran construcción de hierro y que actualmente, como en otros muchos puentes de Europa (¡viva la originalidad!), se encuentra lleno de candados que colocan allí los enamorados. ¿Cuantas de las parejas que decidieron contaminar el río con las llaves que lanzaron tras cerrar el candado seguirán juntas? A las parejas que se separaron las mandaba sin bombona de oxígeno ni gafas de buceo a buscar la llave y quitar el candando. Lo mismo con el reencuentro de supervivencia les vuelve el amor. ¡Si es que soy el nuevo Jesús Puente!

puente tumski wroclaw

Pasando este romántico puente llegamos por fin a Ostrów Tumski, donde encontramos numerosas iglesias, como la del Espíritu Santo, la de San Bartolomé o la de San Martín. Pero si hay un edificio que destaca sobre el resto en este lugar, ese es la Catedral de San Juan Bautista (Katedrasw. Jana Chrzciciela), siendo su elaborado portón medieval uno de los elementos más valiosos de la ciudad. Además alberga en su interior el órgano más grande de Polonia, y que antes de la Guerra, fue el más grande del mundo. Se puede disfrutar de las vistas de la ciudad desde sus torres por 5 PLN. Hay ascensor 🙂

catedral de san juan bautista wroclaw

Volviendo sobre nuestros pasos y cruzando de nuevo el río, se llega al principio de la calle Piaskowa, donde se encuentra el mercado Hala Targowa con numerosos puestos de alimentos y comidas preparadas, ropa, gangas, recuerdos, etc.

mercado wroclaw Hala Targowa

Atravesando algunas pequeñas calles desde allí, se llega a la zona de la Universidad. Dentro del complejo universitario podrás visitar la Iglesia del Bendito Nombre de Jesús, de estilo barroco y una de las más bellas que hay en la ciudad por los detalles y obras pictóricas de sus paredes.

La Universidad de Wrocław fue fundada hace unos tres siglos, contando en el siglo XIX con cinco facultades: filosofía, teología católica, teología evangélica, derecho y medicina. Hoy en día la Universidad de Wrocław es la más grande de la región y convierte a esta ciudad polaca en destino clave de miles de universitarios, tanto polacos, como erasmus deseosos de fiesta estudiar.

universidad de Wroclaw

El edificio de la Universidad alberga en su interior la Sala Leopoldina, un gran salón barroco, con numerosos frescos, retratos y esculturas, además del Oratorium Marianum, la Torre Matemática y la Exposición, visitable todo por 12 PLN (o 7 PLN para estudiantes).

No muy lejos del Complejo Universitario está la calle Jatki, la más pequeña de la ciudad y sobre su suelo empedrado se encontraban antiguamente puestos de carnicería, sustituidos actualmente por otros puestos de souvenirs y artesanías típicas. Pero el mayor reclamo de esta calle es sin duda el pequeño grupo de esculturas de animales de granja, con el que no puede faltar una graciosa foto.

calle Jatki Wroclaw

Justo enfrente de estas esculturas descubrí un buen restaurante para comer: el Chatka Przy Jatkach. Me lo recomendaron unos amigos y aunque la comida es muy normal, el sitio destaca por la abundancia y la rapidez en servir. Es barato y hay comida típica polaca, además de carnes, patatas, etc.

Wrocław ofrece mucho más que lo que recoge esta entrada, motivo por el cual y con motivo de la capitalidad europea de la cultura 2016, en este año me he dado una nueva oportunidad para seguir conociendo esta ciudad, así que mientras estás leyendo esto, yo estoy en Wroclaw recopilando nueva información que regalarte a mi vuelta. Mientras tanto no te pierdas lo que voy contando por las redes a través del hashtag #Return2Poland.

Venga, ¡ta luego!

Venga, ¡ta luego!

Si te gustó, compartelo 🙂Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone


Soy un apasionado de los viajes y la comedia. Licenciado en Economía y Administración de Empresas, Máster en Marketing y Comportamiento del Consumidor y Máster en Dirección en Marketing y Gestión Comercial por ESIC Business & Marketing School, compagino mis trabajos en marketing, con shows de monólogos e improvisación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *